En un crédito vehicular, como toda deuda, es mejor controlar al máximo los intereses y el tipo de cambio. Descuidarte de estos dos apectos podría hacer que termines pagando más de lo debido por tu auto.

Los especialistas recomiendan que las deudas sean adquiridas en la moneda en la que recibes tus ingresos. Por lo que si ganas en soles, deberías pedirle al banco que tu financiamiento sea también en soles.

Desventajas de adquirir un crédito vehicular en dólares

Debes tener en cuenta también que el precio del dólar es volátil así que si el dólar se dispara y tienes tu deuda en dólares terminarás pagando más de lo que tenías planificado o lo que te pudo costar en soles.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que es probable que pierdas algunos soles con el tipo de cambio ya que con la operación de compra de dólares en el mismo banco o entidad financiera suele ser poco rentable.

Si ya tienes tu deuda en dólares, te sugerimos que cambies tus soles a dólares de manera online para conseguir un mejor tipo de cambio y pagar menos por tu crédito.

Casas de Cambio Online

Otra cosa que puedes hacer es pedirle al banco que cambie tu deuda de dólares a soles.

En caso el banco no acceda a tu petición podrías pedirle a otra entidad financiera que compre tu deuda de dólares a soles. Con esta alternatica también podrías adquirir una mejor tasa de interés.

Ventajas de adquirir un auto a crédito en dólares

El lado bueno es que si el dólar baja también podrías terminar pagando menos del valor que tenía tu automovil cuando lo adquiriste. Sin embargo, a los expertos aconsejan no arriesgarse.

Si aún no has adquirido un crédito vehícular ten en cuenta estos tips:

  • Intenta dar una cuota inicial de al menos el 30%. De esta manera reducirás el monto financiado.
  • Antes de dar tu cuota incial considera también los gastos de seguro, combustible del mes y cochera en caso lo requieras.
  • Compara las tasas de las entidades financieras. AQUÍ
  • Mantén un buen historial crediticio. Esto te ayudará a acceder a una mejor tasa de interés o un refinancieamiento en caso lo requieras.
  • Evita los plazos muy largos. Recuerda que a más tiempo, más intereses.