La FED ya tiene un ganador y el presidente Joe Biden fue el encargado de anunciarlo. No fue una sorpresa que su propio candidato, Jerome Powell, gane y se mantenga en el cargo.

Por otro lado, hay buenas noticias para Lael Brainard, ya que, ocupará el puesto de vicepresidenta de la Reserva Federal.

¿Por qué la FED eligió a Powell?

Aunque ambos candidatos eran aptos para el cargo el gobierno estadounidense tuvo dos razones fuertes para no realizar cambio alguno en su gestión.

La propia administración apoyaba la manera que tenía Powell de ejecutar la política monetaria durante el COVID-19. Incluso la FED tuvo apoyo de otras instituciones para mantener un equilibrio en los mercados financieros.

Al mismo tiempo, el problema de la inflación no desaparece. Al momento de buscar alternativas de solución tanto Powell como Brainard no estaban de acuerdo, debido a que él mantiene intereses republicanos y ella demócratas.

Escenario conciliador

Con temas monetarios es probable que coincidan en implementar más trabajo, reducir los bonos y articular nuevas inversiones para el mercado.

Brainard se basa en un enfoque más estricto para la regulación y entró en discrepancia varias ocasiones por algunas medidas que tomó la FED al aligerar los controles financieros en los últimos periodos.

Esto, también pudo ser un punto ventajoso para Powell, ya que como ex presidente no excluye alguna revisión del enfoque de regulación del Banco Central.

Nuevas vacantes

Actualmente Biden se encuentra en búsqueda de llenar dos puestos de trabajo. El presidente cumple el rol de líder, por ello para aligerar su carga prefiere una supervisión financiera más contundente y busca un candidato para ello.

Los americanos señalan que la atención debería estar dirigida a la competencia bipartidista en la política monetaria, por ello apoyan la decisión de mantenerlo a Powell.