Debido a la crisis producida por el COVID-19, el Estado se vio en la responsabilidad de hacer público el Decreto de Urgencia 040-2020 en abril del año pasado. Por medio del Fondo Crecer el Banco de Desarrollo del Perú o Cofide se le otorgaron garantías de 90% a los montos financiados por factoring de las mipymes.

El gobierno peruano tiene previsto S/ 150 millones en garantías mediante el Fondo Crecer, los cuales buscan aumentar factoring en las mipymes.

¿Qué es el factoring?

Según el Diario Gestión, factoring se entiende como la herramienta mediante la cual las mipymes proveedoras pueden acudir a las instituciones financieras por liquidez, llevando las facturas por cobrar de sus clientes. Así, las entidades financieras adquieren dichas facturas y dotan de capital de trabajo a las mipymes, otorgándoles una tasa de descuento.

¿Por qué se creó un programa para el factoring?

El propósito de la creación de este programa de garantías es brindar más seguridad a las empresas de factoring peruanas para que continúen empleando este instrumento.

Su vigencia se sostuvo hasta junio del presente año. Según un estudio brindado por Cofide, se logró dar garantías por S/ 1,000 millones a 18 empresas de factoring, lo que permitió financiar casi 46, 000 facturas.

Recaudación SUNAT y Régimen Económico | Instituto Peruano de Economía
Fuente: IPE

Programa de garantías busca regresar

Debido al impacto que tuvo el programa en las compañías, el Estado prepara su regreso con algunas mejoras, detalló Juan Carlos Zamalloa, Director de la Dirección de Instrumentos Financieros de Produce.

  • Un programa permanente para los peruanos
  • Nivel de cobertura al 70% por recuperación de la economía
  • Un enfoque que promueva las compras hechas por las medianas empresas

Seguido a ello, argumentó que el factoring sigue creciendo en las compras realizadas por las grandes empresas, sin embargo, no se encuentra la misma confianza en las medianas empresas debido a la falta de información.

Indicó que para el regreso del programa de garantías, en el primer año se estima destinar S/ 150 millones con la finalidad de impulsar situaciones de factoring valorados por S/ 450 millones.