Para conocer cómo funciona el credit scoring en este año 2021. Primero debemos saber que es un sistema automático de calificación de créditos que permite a las entidades financieras determinar la probabilidad de pago de un préstamo.

Los bancos emplean este sistema para medir el riesgo crediticio en dos tipos de situaciones. Al momento de solicitar el crédito y cuando el crédito ya ha sido otorgado a la PYME, los bancos utilizan el puntaje en el seguimiento para medir otros aspectos del cliente.

De acuerdo a Infocorp, la deuda morosa en el 2020 cerró en S/ 33 543 millones, 4.2 % más que el registrado en el 2019. Esto debido a la pandemia originada por el COVID-19. Las entidades bancarias utilizan la calificación crediticia, también conocida como credit scoring, para evitar que más personas y empresas dejen de pagar sus deudas.

Este sistema de evaluación financiera predice el riesgo de impago de un préstamo por parte del acreedor, gestiona el riesgo crediticio y ayuda a filtrar clientes con deudas. Además aplica para la cartera minorista: personas (créditos de consumo y créditos hipotecarios) y mypes (micro y pequeñas empresas).

Que información necesita el banco para el credit scoring

Esta puede ser dividida en dos bloques: la que no requiere documentación, ya que el banco la tiene; y la que si la necesita. 

En el primer bloque, se encuentra:

  • Datos personales del posible acreedor: edad, profesión, estado civil, domicilio, hijos, etc.
  • Vinculaciones financieras con los clientes: tarjetas contratadas, cuentas bancarias, etc.
  • Historial crediticio: revisión de préstamos anteriores cancelados y los que aún están vigentes.
  • Información de ficheros externos: lista de morosos (Infocorp).

Mientras que en el segundo bloque, la entidad bancaria podría solicitar documentos que complementen la información anterior, como:

  • Acreditación documental: del cumplimiento de los préstamos que tiene con otras entidades.
  • Ingresos: boletas de pago.
  • Justificación de la finalidad del crédito: en préstamos a mypes (facturas, contratos de compra-venta u otros, etc.).
  • Documentación registral y tasación de bienes a hipotecar, de ser necesario. 

Toda esta información es procesada por un software que, al finalizar lanzará la probabilidad de que el cliente pague el préstamo en el tiempo acordado.

Deuda en dólares

Actualmente, los bancos ofrecen la alternativa de tomar deuda en soles o en dólares.

Un préstamo en dólares, para una persona que gana en soles, tiene un costo adicional al de la tasa de interés, por el posible riesgo de la depreciación de la moneda. Pero es algo que no suele ser tomado en cuenta al momento de evaluar préstamos.

Los más importante al momento de pedir algún préstamo es tener en cuenta el movimiento en el tipo de cambio como variable relevante para tomar la decisión.

Por otro lado, las entidades bancarias como el Banco Central de Reserva (BCR), están al tanto de esta situación y trabajan para disminuir los incentivos de las personas a endeudarse en una moneda extranjera.