El Directorio Ejecutivo del Banco Mundial (BM) aprobó un préstamo por US$ 350 millones al Perú. Esto con la finalidad para contribuir al desarrollo de políticas sociales, de salud y educación. De esta manera contribuirán a promover la acumulación de capital humano en el país.

La segunda operación de Financiamiento a Políticas de Desarrollo del Capital Humano, suma los US$ 50 millones aprobados en marzo del 2020. De esta manera se busca apoyar los esfuerzos del Estado peruano para disminuir los efectos de la pandemia.

Frente al embate de crisis sanitarias, políticas o ambientales, las familias, niñas, niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad requieren de una respuesta adecuada, efectiva y oportuna de los Estados para mitigar los impactos negativos y recuperarse con prontitud”, mencionó.

Marianne Fay, directora del Banco Mundial para Bolivia, Chile, Ecuador y Perú.

Asimismo, agregó que el proyecto apoyará al Estado peruano, con el objetivo de impulsar las reformas necesarias para la mejora del desarrollo infantil temprano, educación básica y de la salud.

Desigualdad y pobreza

Según el BM, los progresos alcanzados por el Perú en la reducción de la pobreza y la desigualdad en las últimas dos décadas, se encuentran amenazados por el impacto que ha generado la pandemia. La cual puso al descubierto la fragilidad del capital humano frente a múltiples impactos.

Es así que las familias más vulnerables han sufrido la pérdida de fuentes de ingresos y la inseguridad alimentaria. Mientras que sus hijos perdieron el acceso a los servicios públicos como las escuelas.

La combinación del cierre de las escuelas, la pérdida de las fuentes de ingreso y el estrés emocional en las familias ocasionado por la pandemia podría reducir los niveles de capital humano en todo el país e incrementar la pobreza en futuras generaciones.

Por esa razón, el proyecto contribuirá con los esfuerzos del Estado peruano para fortalecer las inversiones en capital humano. Además de asegurar reformas políticas e institucionales críticas en el sector social.

Esta iniciativa forma parte de los proyectos del Banco Mundial con el Estado peruano en diversos sectores sociales y económicos. Con el objetivo para fortalecer la inversión en el capital humano e incrementar la resistencia de su población a shocks externos.

Es así como la combinación de estos proyectos contribuirá a mejorar la resiliencia de los hogares vulnerables. Además de asegurar que las niñas y los niños asistan a la escuela y reciban educación de calidad por parte de profesores. Así como disponer de servicios de salud de calidad durante todo su desarrollo.