Durante el último año, el desempleo y la pobreza se han incrementado, los latinoamericanos han ido pagando cada vez más por comida y algunos servicios. Es así que la inflación ha pegado de manera gradual a todos los sectores de América Latina. Algunos factores endógenos han contribuido a esta inflación. Tales como: la incertidumbre política, las condiciones climatológicas y un alza extraordinaria en el consumo.

Es así que miles de peruanos cuidan cada gota de aceite para cocinar ahora que el precio ha subido más de 100%. En Brasil, la electricidad se ha vuelto más cara. En México, el incremento en el combustible más utilizado en los hogares, el gas LP, llevó al Gobierno Federal a aplicar precios máximos. Mientras que en Colombia, se ha vuelto caro el chocoramo, una popular golosina.

“Es muy probable que el mayor incremento en precios ya haya ocurrido. Las tasas de inflación deben comenzar a bajar en lo que resta del año en la mayoría de los países en Latinoamérica, a pesar de que todavía persisten ciertos riesgos, como los eventos climatológicos y la debilidad de las monedas”, mencionó el experto.

William Jackson, economista jefe para mercados emergentes de Capital Economics, en Londres.

Combustible

Por otro lado, el costo de los combustibles como fuente de energía tiene un efecto dominó, ya que impacta a muchos otros bienes de consumo y servicios, entre ellos el transporte.

Las autoridades en Ecuador, Brasil, República Dominicana y Chile, por ejemplo, han incluido el transporte como uno de los rubros que han visto mayores incrementos este verano.

Mientras que en México, la Secretaría de Energía emitió una “directriz de emergencia” forzando al regulador del sector a imponer tarifas máximas en el precio del gas LP. En respuesta a esto, el gremio de empresas proveedoras y distribuidoras de gas se declararon brevemente en huelga. Por lo que, el Gobierno mexicano creó una empresa distribuidora propia, Gas Bienestar.

Incertidumbre política

Perú es, quizás, el país que más rápido ha visto el precio de sus alimentos y bebidas subir en los últimos meses. La llegada a la presidencia de Pedro Castillo, ha generado una fuerte desconfianza y salida de capitales, por lo que el sol peruano se ha depreciado contra el dólar. Esto ha empeorado la inflación en Perú, ya que muchas materias primas y productos que tienen que ser importados ahora salen mucho más caro.

La Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (ASPEC) ha pedido al público que no compre productos que han subido su precio de manera repentina. Esto para “castigar a especuladores” que, aprovechando la inestabilidad, suben sus precios sin tener una razón de fondo.

“La coyuntura política crea incertidumbre, el dólar subió, esto crea efectos en la Bolsa de valores, algunos productores dicen que los insumos suben (…) En el Perú, en el sector de alimentos hay oligopolios que se ponen de acuerdo entre ellos para subir el pollo, oxígeno, papel, balón de gas o medicamentos”, señaló.

Crisólogo Cáceres, presidente de la ASPEC

Por otra parte en Colombia, la propuesta de reforma fiscal que incluiría a la clase media, lo que incrementaría la base tributaria, detonó violentas protestas que duraron meses. Ya que impactaba directamente a los bolsillos de millones de ciudadanos.

¿Quieres saber más sobre el tipo de cambio en el Perú?

¡Ya estamos en YouTube!

Mira el contenido de nuestro canal aquí.